Artículo

Megatendencias que están transformando nuestro mundo

Megatrends outlook
Ideas principales
Avalanchas a cámara lenta
1
Las megatendencias se desarrollan gradualmente, pero aún tocan todos los aspectos de nuestras vidas.
Un desafiante mundo nuevo
2
Un mundo post-covid presenta muchos desafíos, pero la pandemia también generó innovación.
Digitalización, salud y ecología
3
Temas a largo plazo que están remodelando nuestras vidas y las oportunidades que podemos encontrar dentro de ellos.

En 1982, un consultor empresarial con dificultades económicas publicó un libro que describía una serie de cambios que se estaban produciendo en Estados Unidos y otras zonas del mundo. Fue un éxito inmediato; "Macrotendencias: diez nuevas orientaciones que están transformando nuestras vidas" estuvo en la lista de los más vendidos del New York Times durante casi dos años y vendió más de 14 millones de ejemplares en 57 países. Su autor, John Naisbitt, falleció en abril de este año, pero el término que acuñó sigue vivo.

Las megatendencias se describen a menudo como "avalanchas a cámara lenta": son cambios que se desarrollan gradualmente, pero que afectan a todos los aspectos de nuestra vida. Aunque no podamos predecir el futuro, observar estos cambios a gran escala en todo el mundo puede darnos una idea de hacia dónde nos dirigimos.

La digitalización, el cambio climático o la urbanización, por ejemplo, son solo algunas de las megatendencias con la capacidad de replantear nuestra forma de vida, las prioridades de los gobiernos o el funcionamiento y el éxito de las empresas. Hoy en día, muchas empresas se fijan en estas megatendencias para tomar decisiones estratégicas de cara al futuro. Y los inversores también empiezan a prestarles atención.

Randall Dishmon, gestor de carteras de renta variable global en Invesco, señala que observar cómo está cambiando el mundo es la base de su filosofía de inversión. Se centra en estos cambios estructurales a largo plazo, más que en las tendencias cíclicas temporales que son difíciles de predecir.

"Nadie sabe realmente lo que va a pasar el año que viene", dice. "Pero lo que sí sé es que algunas realidades como el comercio electrónico, la digitalización del dinero o la migración a la nube seguirán desarrollándose. Ninguno de ellos se detendrá o retrocederá, aunque cambie el contexto económico".

Los temas mencionados por Randall forman parte de la trayectoria mundial hacia la digitalización.

El covid-19 ha acelerado muchas megatendencias que comenzaron hace décadas, pero la propia pandemia también está dejando una huella imborrable a nivel mundial. Analicemos brevemente algunas de estas tendencias a largo plazo y preguntemos a nuestros especialistas en inversión dónde se encuentran las oportunidades.

Un mundo feliz

Han pasado casi dos años desde que la covid-19 se propagó por el mundo y, a pesar de ello, el fin de la pandemia mundial sigue pareciendo lejano para muchos. Algunos países han endurecido las restricciones o han vuelto a establecer confinamientos como respuesta a la nueva variante Omicron.

Pensando en el futuro, vemos la luz al final del túnel y la posible normalización de las economías tras el desajuste causado por la covid-19. Sin embargo, el "mundo feliz " que nos espera después de la pandemia será sin duda muy diferente del que hemos dejado atrás.

La historia demuestra que las pandemias del pasado transformaron el mundo para dar lugar al que conocemos. La peste negra puso fin a la servidumbre en Europa occidental y la gripe española desencadenó una ola de revueltas que cambió el tejido político, social y económico de muchos países. En la actualidad, muchas personas investigan las consecuencias de las pandemias, pensando que nuestro pasado puede ofrecernos una visión de nuestro futuro.

"Toda crisis deja un legado innovador", dice Erik Esselink, gestor de fondos de Invesco especializado en renta variable de pequeña capitalización. "En la actualidad existe un mayor uso de la tecnología debido a la pandemia. Muchas personas que tenían que desplazarse diariamente al trabajo han descubierto la experiencia de 'trabajar desde casa'. A su vez, muchas empresas han entendido que pueden seguir funcionando, aunque no haya nadie en la oficina. A unas personas les puede gustar esta situación y a otras no, pero ahora la opción de teletrabajar está disponible y será difícil eliminarla".

Figura 1: Porcentaje de empresas que esperan que su plantilla trabaje habitualmente desde casa después de la covid-19

Fuente: Harvey Nash/KPMG CIO Survey 2020. Datos mundiales; 1.428 encuestados; CIOs y directores de TI en 83 países.

Erik señala que la pandemia ha acelerado la digitalización, ya que la gente se ha visto forzada a comprar por internet. Sin embargo, para algunas empresas, también ha supuesto la aparición de problemas en la cadena de suministro. "Algunos de los problemas de la cadena de suministro a los que se enfrentan son probablemente temporales", dice, "pero otros son problemas a más largo plazo, como la escasez generalizada de camioneros en Europa". Esto ha provocado que algunas empresas traten de localizar las cadenas de suministro o ubicarlas en países cercanos".

El experto prevé oportunidades a corto plazo en los sectores más perjudicados, en los que existen importantes desequilibrios entre la oferta y la demanda. En este sentido, un mundo postcovid ofrecería oportunidades de variación en la cuota de mercado transformadoras para quienes sobrevivan.

Ido Cohen, gestor de fondos de Invesco especializado en el sector de consumo, está de acuerdo. "Hay un conjunto atractivo de oportunidades de recuperación en los sectores cíclicos y una tendencia creciente de 'volver a vivir nuestra vida real'. La gente quiere salir y explorar el mundo, y como inversor en el sector de consumo, creo que esto puede favorecer la compra de experiencias en lugar de artículos".

De cara a la reactivación del mercado, cuenta con posiciones en parques temáticos, centros de ocio y agencias de viajes online. Sin embargo, también tiene posiciones en plataformas de moda online que considera que no solo se beneficiarán de la demanda reprimida como resultado de la pandemia, sino también de la tendencia a largo plazo de los consumidores hacia los canales digitales.

Revolución digital y aumento de la conectividad

La "revolución digital" abarca muchos aspectos, desde el uso generalizado de la tecnología que hacen las personas hasta la transformación de las empresas para prepararse de cara al futuro. Por supuesto, esto se debe en gran medida al aumento de la conectividad a internet. Sin internet, la mayor parte de la tecnología que utilizamos en la actualidad no serviría para nada.

Para ningún otro equipo de inversión de Invesco la revolución digital es más relevante que para nuestro equipo de Estrategia Cuantitativa. Una de las carteras que gestionan emplea el procesamiento del lenguaje natural para analizar las noticias. Esto les permite identificar valores relacionados con tres megatendencias clave: tecnología, sociedad y sostenibilidad.

"Estos datos alternativos nos ofrecen una perspectiva diferente de una empresa", afirma Tim Herzig, asociado de gestión de carteras del equipo. "El análisis de más de 2,5 millones de noticias al mes, sin olvidar los datos retrospectivos, como los ingresos o los beneficios, nos ayuda a identificar e invertir con antelación en empresas prometedoras".

Randall Dishmon es un gestor de fondos más tradicional que utiliza tres sencillas reglas para invertir: comprar empresas con ventajas competitivas, pagar el precio adecuado y conocer a las personas implicadas en el negocio. Lleva toda su vida adulta oyendo la promesa de lo que las tecnologías de la información pueden hacer por las empresas. Pero, en su opinión, la simplificación y automatización completas nunca se llegaron a producir.

"Llegaron con más complicaciones que promesas", dice. "Cuando pienso en las TI, pienso en el aumento de la complejidad más que en cualquier otra cosa, y al final, las empresas sencillamente no pudieron seguir el ritmo. Al escuchar la palabra complejidad, es necesario pensar en el coste. De modo que todas las comodidades que las TI aportaron a las empresas tuvieron un coste excesivo, lo que hizo que esas promesas fueran menores de lo que se esperaba en un principio".

Sin embargo, considera que la migración a la nube cambiará la situación. "Quita la complejidad existente de las manos de las personas no expertas (los equipos de dirección de las empresas no son expertos en TI) y la pone en manos de quienes sí lo son. Fundamentalmente, está cambiando la arquitectura de la red, de modo que el coste y la complejidad de la evolución de las TI están en las manos adecuadas".

Para el consumidor, los efectos de la digitalización son un poco más tangibles. "Muchas de las empresas en las que invertimos se rigen por una decisión de los consumidores: cómo gastar su tiempo o su dinero", comenta Ido Cohen. "Y debido a la tecnología y al aumento de la conectividad, la gente está optando por gastar más tiempo y dinero en internet".

Empresas conocidas, como Amazon o Netflix, son las que más se benefician, pero también hay otras que sacan provecho del cambio a la tecnología digital. A los aficionados a los videojuegos les encanta comprarlos en forma de discos o cartuchos, pero gracias a la mejora de la velocidad de internet, también se pueden descargar online. Desde hace algún tiempo, las ventas de videojuegos se han desplazado gradualmente hacia las compras digitales, y hemos visto que esta tendencia se ha acelerado aún más durante la pandemia.

Figura 2: Un mayor número de jugadores estadounidenses prefiere las descargas digitales

Fuente: Entertainment Software Association. Datos principales de 2019 sobre la industria informática y de los videojuegos.

"Esto es bueno para la industria de los videojuegos, ya que los márgenes de una descarga son mayores que los de la venta de un disco", afirma Ido Cohen. "Y al vender directamente al consumidor y crear una conexión digital, las empresas de videojuegos establecen una relación estable con el usuario final".

Una vez vendido un juego, pueden venderle más productos relacionados, como un personaje extra o una expansión del juego. En el entorno actual, Ido también ve otra ventaja en los juegos digitales: al poder descargarlos los propios consumidores, las empresas de software de videojuegos no se ven tan afectadas como los fabricantes de consolas por las actuales interrupciones en la cadena de suministro.

En Asia, a medida que aumenta el alcance de internet, la digitalización se está convirtiendo en uno de los principales componentes del PIB de muchas economías. Muchos inversores se fijan en China para buscar oportunidades, pero Mike Shiao, director de inversiones del equipo de renta variable de Invesco en Asia (excluido Japón), señala que hay otros países asiáticos que también ofrecen oportunidades de inversión en la era de la digitalización.

"Corea del Sur es una nación conocida por su buena conexión y cuenta con una de las velocidades de internet más rápidas del mundo", afirma. "Las ventas online están mucho más extendidas que en China y el coreano medio gasta casi tres veces más que el chino medio en los canales online".

En su opinión, esto convierte a Corea en un vivero natural de innovación en internet, con algunas oportunidades de inversión extraordinarias.

Cuando el mundo se torna verde

El mundo siempre ha sufrido sequías e inundaciones, huracanes e incendios forestales, pero la escala de destrucción que hemos visto en la última década ha sido realmente asombrosa. El cambio climático ya no es una catástrofe que acecha en el horizonte. Es una realidad. 

Finalmente, los gobiernos de todo el mundo se han unido para luchar contra el cambio climático en una auténtica carrera contrarreloj. La reducción de las emisiones de carbono es una de sus principales prioridades y muchos países se han comprometido a cambiar a una economía de cero emisiones netas en las próximas décadas.

El mero hecho de intentar cumplir este ambicioso objetivo tendrá un impacto en muchos sectores del planeta. Algunos gigantes del petróleo ya han cambiado su enfoque empresarial para enfrentarse a un mundo en el que el petróleo deje de ser el combustible principal; otras empresas que dependen de los combustibles fósiles tendrán que emprender su propio proceso de reinvención para sobrevivir.

No obstante, para que los combustibles fósiles queden realmente relegados al pasado, se necesita una nueva oleada de innovación. Muchos inversores creen que tienen que dirigirse a EE.UU. o a Asia para aprovecharse de la tecnología y la innovación, pero en lo que respecta a la "tecnología verde", Europa tiene la capacidad necesaria para asumir el protagonismo. No cabe duda de que en Europa no falta innovación, ya que reúne a siete de los diez primeros países del Índice de Innovación Bloomberg.1

Del mismo modo, el Índice de Transición Energética también sitúa a los países europeos por delante de muchos otros en el proceso de transición energética.2  Hay quienes consideran que el Pacto Verde Europeo modifica las reglas del juego, ya que pretende convertir los retos medioambientales a nivel mundial en una oportunidad para modernizar la economía de la UE. 

La electrificación es clave para la descarbonización, y James Rutland, gestor de fondos de nuestro equipo de renta variable europea en el Centro de Inversiones de Henley, cree que el sector de los servicios públicos se beneficiará de la electrificación completa.

"Durante mucho tiempo se han percibido como valores defensivos de crecimiento lento dentro de una cartera", afirma. "Pero creemos que estamos a las puertas de un cambio".

La mayoría de las empresas de servicios de Europa se han sumado a la carrera hacia las cero emisiones netas y están dejando de lado el carbón para centrarse en las energías renovables. James admite que la transición es un proceso difícil de equilibrar y que aún hay que abordar cuestiones clave, como: ¿a quién le tocará pagar todo esto?

"Los primeros datos son optimistas, ya que la mayoría de los gobiernos se hacen cargo de los costes", señala. "Se trata de una solución a corto plazo y la situación continuará evolucionando. Sin embargo, para los inversores con un horizonte a medio plazo, consideramos que la oportunidad es significativa".

Mayor atención a la salud y al bienestar

Nada como una pandemia para que la gente se replantee la importancia de la salud, y la covid-19 no ha hecho más que acelerar una tendencia que ya existía. Algunas de las inversiones de Ido Cohen, por ejemplo, se destinan a empresas que se podrían beneficiar de que las personas adopten estilos de vida más saludables, como fabricantes de ropa y calzado deportivos.

Por otro lado, Randall Dishmon cree que los diagnósticos y las pruebas genéticas seguirán evolucionando y experimentarán un mayor crecimiento. En sus previsiones para 2022, habla del secuenciador genómico que utilizaron los investigadores para analizar y entender mejor el virus covid-19, y que finalmente les ayudó a desarrollar una vacuna en un tiempo supuestamente récord.

"Diferentes investigadores adoptaron diferentes enfoques", añade Randall, "pero todos se basaron en la secuenciación que les proporcionó la información de lo que realmente era el virus".

No es necesario aclarar que la empresa que desarrolló el equipo es una de las principales posiciones de su cartera.

Desde nuestra oficina de Hong Kong, el gestor de fondos Chris Liu invierte en el sector sanitario de China. El país ya representa el segundo mercado sanitario del mundo y se espera que en los próximos años destrone a Estados Unidos.

"El crecimiento que vemos en el mercado sanitario chino responde a ciertas tendencias a largo plazo", afirma. "En particular, al envejecimiento de la población china y a su creciente clase media, así como a la implantación y los avances tecnológicos".

Ha identificado oportunidades en fabricantes de dispositivos médicos, fármacos innovadores y vacunas y en proveedores de servicios médicos, pero también tiene posiciones en organizaciones de investigación por contrato (CRO) u organizaciones de desarrollo y fabricación por contrato (CDMO). Estas organizaciones prestan servicios por contrato a otras empresas del sector sanitario y ofrecen servicios que van desde el desarrollo de fármacos hasta su fabricación. La posibilidad de contar con una enorme reserva de licenciados con formación en biología o química ayuda, pero también lo hace el hecho de tener una amplia base de pacientes para los ensayos clínicos.

Junto con el objetivo del gobierno de fomentar la innovación y mejorar los resultados de la atención sanitaria para sus ciudadanos, esto representa una gran oportunidad para las empresas sanitarias chinas. En los últimos años, la industria farmacéutica china ha ascendido en la cadena de valor y ha empezado a dejar de fabricar medicamentos genéricos para crear fármacos más innovadores.

Invertir para el futuro

Los temas que hemos destacado son solo algunas de las megatendencias que nuestros expertos en inversión tienen en cuenta para garantizar que sus carteras estén preparadas para el futuro. Durante el próximo año, se publicarán artículos más detallados que ofrecerán más información sobre sus planteamientos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no es aconsejable invertir en una empresa únicamente porque se ajuste a una temática concreta. Mucha gente cometió ese error hace dos décadas, antes de verse atrapados en la burbuja de las puntocom, en parte porque invirtieron en empresas que no conocían ni entendían.

Todos los gestores de inversión mencionados en este artículo se interesan por conceptos a largo plazo que les permitan detectar posibles oportunidades de inversión. Pero la mayoría de ellos siguen basándose en el análisis fundamental detallado. Para Ido Cohen, por ejemplo, no basta con analizar los estados financieros o hablar con el equipo directivo; también consulta a proveedores, distribuidores, competidores, clientes, mandos intermedios y analistas de Wall Street para tener una visión completa de las inversiones que realiza.

Y aunque el equipo de Estrategias Cuantitativas de Invesco puede utilizar tecnologías modernas para identificar empresas en las que invertir, este hecho no supone eliminar por completo la perspectiva humana de las decisiones de inversión.

"Al fin y al cabo, nuestros algoritmos no están creados por máquinas", dice Tim Herzig, "están creados por humanos y, por tanto, representan su forma de pensar. Solo se seleccionan para invertir las empresas que se ajustan de forma significativa a los conjuntos de palabras clave de un tema específico, y para ello es necesario un elemento de supervisión humana que garantice que todos los valores corresponden realmente a una determinada temática".

Fuentes

  • 1 Fuente: Bloomberg. Datos a 31 de diciembre de 2020.

    2 Fuente: Foro Económico Mundial. Promoción de una transición energética efectiva, edición 2021.

Consideraciones de riesgo

  • El valor de las inversiones y el de cualquier renta fluctuará (en parte como consecuencia de las fluctuaciones de los tipos de cambio) y es posible que los inversores no recuperen la totalidad del importe invertido.

Información importante

  • Esta comunicación de marketing está destinada a inversores profesionales en España. Los inversores deben leer los documentos legales antes de invertir. Datos a 31 – 10 – 21 salvo que se indique expresamente otra cosa. El presente documento es de carácter comercial y no tiene como fin constituir recomendación para comprar o vender clases de activos, estrategias o valores concretos. Por tanto, no resultan de aplicación las obligaciones reglamentarias que exigen imparcialidad en cuanto a recomendaciones o estrategias de inversión, ni tampoco prohibiciones de negociación previas a la publicación. El presente documento es de carácter comercial y no tiene como fin constituir recomendación para comprar o vender clases de activos, estrategias o valores concretos. Por tanto, no resultan de aplicación las obligaciones reglamentarias que exigen imparcialidad en cuanto a recomendaciones o estrategias de inversión, ni tampoco prohibiciones de negociación previas a la publicación.