Artículo

Perspectivas de inversión del sector asegurador: ¿Necesitaremos cambiar los viejos hábitos en 2023?

Perspectivas de inversión del sector asegurador para 2023
Principales conclusiones
1

Es probable que la amenaza de la inflación persista en 2023, lo que obligará a muchas aseguradoras a diversificar sus carteras de activos para intentar protegerse de sus efectos más inmediatos y a más largo plazo.

2

La presión regulatoria sobre el sector también se intensificará, con nuevas exigencias en cuestiones como la gestión del riesgo, la sostenibilidad y el servicio en interés de los clientes.

3

Ante estos retos, las aseguradoras han de tener en cuenta que es posible que las estrategias de inversión que han resultado eficaces en el pasado no lo sean tanto en el futuro.

En los años 30, durante la Gran Depresión, John Maynard Keynes lideró una revolución del pensamiento económico. Al poner en duda los conceptos establecidos de la economía neoclásica, acabó transformando los modelos de política monetaria y fiscal.

Keynes describió en una ocasión el proceso de aceptación de sus innovadoras teorías como: "La dificultad no reside tanto en desarrollar nuevas ideas como en escapar de las viejas". En la actualidad, las aseguradoras se enfrentan a un sinfín de nuevos retos, por lo que tal vez quieran tener presente esta reflexión.

La inflación ha sido decisiva en 2022 y seguirá teniendo un papel importante en 2023. Al mismo tiempo, diferentes iniciativas regulatorias entrarán en vigor el próximo año. Como explica este artículo, estas y otras cuestiones podrían obligar a las aseguradoras a reconsiderar sus hábitos de inversión.
 

La inflación, el camino a seguir y la búsqueda de una mayor rentabilidad

Los niveles récord de inflación registrados en 2022 han puesto a prueba a las aseguradoras. Como ya se comentó en detalle en un artículo anterior, el sector es extraordinariamente vulnerable a la erosión del poder adquisitivo.

Esto se debe a que la inflación puede afectar a ambos lados del balance de una aseguradora. A veces puede producir un doble efecto: una caída del valor de los activos y, al mismo tiempo, un aumento del valor de los pasivos.

En el futuro, la evolución de la inflación seguirá perfilando la política monetaria. Esto, a su vez, determinará la naturaleza y la velocidad de la recuperación. Los bancos centrales seguirán endureciendo su política si persiste la inflación, pero podrían hacer un alto en el camino si esta se modera en los próximos meses.

Las Perspectivas de Inversión para 2023 de Invesco se inclinan por este último escenario como hipótesis principal. Señalan que en la actualidad nos encontramos en la fase de contracción del ciclo económico, con un crecimiento por debajo de la tendencia y en desaceleración, y que la recuperación, siempre y cuando la inflación no se mantenga de forma persistente a niveles altos, empezará a producirse a finales de año.

La recuperación debería traer consigo una aceleración del crecimiento, aunque por debajo de la tendencia. Dado que los precios de los activos son en sí mismos cíclicos, también debería dar lugar a una rentabilidad superior de los activos de riesgo a lo largo del tiempo.

Así pues, una pregunta inevitable para los inversores de todo tipo sería qué activos tienen más probabilidades de obtener mejores resultados a medida que se inicia un nuevo ciclo económico. Para las aseguradoras, sin embargo, es probable que esta situación sea tan solo una parte de la historia, ya que 2023 también está llamado a ser un año crítico en términos de reformas regulatorias.
 

Transformación del marco regulatorio

Las tan esperadas modificaciones de los requisitos de Solvencia II podrían completarse finalmente en 2023, tanto en la Unión Europea como en el Reino Unido. Del mismo modo que la inflación, es probable que estas revisiones y mejoras repercutan en la mentalidad inversora de las aseguradoras.

En vista de la gran divergencia de opiniones sobre la dirección idónea a seguir, existe la posibilidad de que las negociaciones en la UE no lleguen a término. No obstante, cabe suponer que las propuestas sobre recuperación y resolución de seguros estarán listas a mediados de año1.

En el Reino Unido, mientras tanto, el Tesoro ya ha publicado una serie de recomendaciones. Estas incluyen la reducción del margen de riesgo en un 65% para las aseguradoras de vida y en un 30% para las aseguradoras de no vida, así como la ampliación de los criterios de elegibilidad de activos y pasivos para el ajuste por casamiento, una medida que permitiría la inversión en una gama más amplia de activos2.

Los reguladores también están dispuestos a mantener, e incluso intensificar, su apuesta por la sostenibilidad en 2023. Por ejemplo, tanto la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación de la UE como la Autoridad de Regulación Prudencial del Reino Unido seguirán supervisando los avances en la integración del riesgo climático3.

En este sentido, la AESPJ ha recibido el mandato de investigar las prácticas de "greenwashing" en el sector, en particular, en lo que respecta a la aplicación del Reglamento sobre Divulgación de Finanzas Sostenibles, la Taxonomía de la UE y las preferencias en materia de sostenibilidad de la Directiva sobre Distribución de Seguros4. El Reino Unido podría seguir su ejemplo con el tiempo.

La protección de los consumidores también seguirá en el punto de mira. La Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido tiene previsto aplicar en julio el denominado "Consumer Duty" (deber del consumidor), que obligará a todos los proveedores financieros a actuar en beneficio de sus clientes5, y es probable que la AESPJ comience a aplicar una nueva metodología para evaluar la rentabilidad de los productos vinculados a fondos de inversión6.
 

Aprovechar la diversificación

Incluso con la normativa reciente, actualmente es difícil hacer predicciones fiables. Puede que aún no hayamos visto lo peor en los mercados, como admite nuestro informe Perspectivas de Inversión para 2023. No obstante, parece razonable sacar algunas conclusiones fundamentadas sobre el camino a seguir.

Quizás la más importante es que "seguir como hasta ahora" puede no ser una filosofía ideal para guiar las decisiones de inversión de las aseguradoras. Puede que los viejos hábitos no se pierdan, como insinuó Keynes, pero la realidad es que rara vez se adaptan a situaciones caracterizadas por cambios radicales.

Otra conclusión clave, muy relacionada con la anterior, es que el conocido dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta se ha vuelto muy acertado. Las aseguradoras que recurren a los activos convencionales de renta fija en tiempos de incertidumbre deben tener en cuenta las posibles ventajas de la diversificación.

La incertidumbre generada por la inflación seguirá existiendo durante mucho tiempo, incluso teniendo en cuenta las previsiones más optimistas. Esto supone que las posiciones de cobertura contra la inflación podrían tener cabida en una cartera multiactivos bien construida y con visión de futuro.

El universo de deuda alberga varias opciones potencialmente atractivas, incluidos los prestamos garantizados preferentes y las deudas sin calificación. Una mayor exposición a inversiones alternativas con vínculos directos con la inflación, por ejemplo, el sector inmobiliario, el de infraestructuras y el de materias primas, también podría contribuir a ofrecer protección y generar rentabilidades sólidas.

Y lo que es más importante, este tipo de diversificación también se podría considerar fundamental para satisfacer las crecientes exigencias regulatorias. Esto se debe a que las estrategias convencionales podrían resultar inadecuadas para gestionar los riesgos asociados a un panorama económico en rápida evolución, lo que posiblemente daría lugar a deficiencias a la hora de garantizar la sostenibilidad, servir al interés de los clientes y ofrecer una buena relación calidad-precio.

Aseguradoras e inversiones alternativas

El mercado global de inversiones alternativas crece a buen ritmo. Se prevé que, para 2026, su valor supere los 23 billones USD, incluyendo el capital riesgo, el sector inmobiliario, el de infraestructuras y la deuda privada[7].

Aunque deseen aumentar su exposición, muchas aseguradoras podrían no estar plenamente preparadas para gestionar los riesgos que conlleva invertir en este segmento. También podrían enfrentarse a importantes retos de implantación, por ejemplo, en contabilidad, medida de la rentabilidad, informes personalizados, conciliación y administración interna.

Invesco ofrece a las aseguradoras una gama de soluciones para hacer frente a la complejidad del mercado de inversiones alternativas, mediante asignaciones a medida basadas en las limitaciones específicas de liquidez y solvencia del cliente. En nuestra opinión, los activos alternativos pueden complementar a los activos principales de baja rentabilidad, con una rentabilidad esperada que compense los riesgos inherentes a la inversión en este segmento.

Conclusión: flexibilidad y visión de futuro

La diversificación no es en absoluto la solución milagrosa que cura todos los males. Sin embargo, para muchas aseguradoras podría representar un argumento interesante frente a las estrategias que se centran esencialmente en hacer más de lo mismo.

Este enfoque obvia la incómoda realidad de que lo que funcionó bien en el pasado podría no funcionar tan bien en el futuro. También pasa por alto el hecho de que las aseguradoras, como todos los inversores, tienen que responder a lo que sucede a su alrededor.

Keynes tenía también algo que decir al respecto: "cuando cambia la información", dijo, "modifico mis conclusiones". De acuerdo con su filosofía, ahora es el momento de ser flexible y mirar hacia el futuro.

Contenido relacionado

Notas

  • 1Véase, por ejemplo, Consejo de la Unión Europea: "Solvencia II: el Consejo acuerda su posición sobre normas actualizadas para las compañías de seguros", 17 de junio de 2022.

    2Véase, por ejemplo, Asociación de Aseguradoras del Reino Unido: "El sector de seguros y ahorros a largo plazo da la bienvenida a la reforma de Solvencia II", 17 de noviembre de 2022.

    3Véase, por ejemplo, AESPJ: "La AESPJ publica una guía de aplicación sobre cómo reflejar el cambio climático en ORSA", 2 de agosto de 2022.

    4Véase, por ejemplo, AESPJ: "Solicitud de pruebas en el mandato de la Comisión Europea sobre greenwashing", 15 de noviembre de 2022.

    5Véase, por ejemplo, Autoridad de Conducta Financiera: "Consumer Duty: información para empresas", 5 de octubre de 2022.

    6Véase, por ejemplo, AESPJ: “AESPJ publica su metodología para evaluar la rentabilidad en el mercado de los unit-linked”, 31 de octubre de 2022.

    7Véase, por ejemplo, S&P Global Market Intelligence: "Se dobla la previsión de activos bajo gestión en inversiones alternativas globales, que superarán los 23 billones USD en 2026", 14 de enero de 2022.

Consideraciones de riesgo

  • Para obtener información completa sobre los riesgos, consulte la documentación legal. El valor de las inversiones y el de cualquier renta fluctuará (en parte como consecuencia de las fluctuaciones de los tipos de cambio) y es posible que los inversores no recuperen la totalidad del importe invertido. 

Información importante

  • Esta comunicación de marketing está destinada a inversores profesionales en España. Los inversores deben leer los documentos legales antes de invertir. No está destinado para distribuirse al público. La información proporcionada es solo para fines ilustrativos. La rentabilidad obtenida en el pasado no es indicativa de los resultados futuros. Datos al 30 de noviembre de 2022, a menos que se indique lo contrario. Todos los datos son USD, a menos que se indique lo contrario. El presente documento es de carácter comercial y no tiene como fin constituir recomendación para comprar o vender clases de activos, estrategias o valores concretos. Por tanto, no resultan de aplicación las obligaciones reglamentarias que exigen imparcialidad en cuanto a recomendaciones o estrategias de inversión, ni tampoco prohibiciones de negociación previas a la publicación. Donde personas físicas o la empresa hayan expresado opiniones, se basan en la situación del mercado actual, pueden diferir de las opiniones de otros profesionales de inversión y pueden cambiar sin previo aviso. El presente documento no debe considerarse asesoramiento financiero bajo ningún concepto. Las personas interesadas en adquirir participaciones del producto deberían informarse sobre (i) las obligaciones legales vigentes en los países de su nacionalidad, residencia, residencia habitual o domicilio, (ii) los controles de divisas que les resultaran aplicables y (iii) posibles repercusiones fiscales relevantes. Cuando utilice un enlace externo, abandonará la página web de Invesco. Todos los puntos de vista y opiniones expresados a partir de entonces no corresponden a Invesco. Los cálculos y los gráficos que incluye este documento son meramente indicativos, formulan determinados supuestos y no se ofrecen garantías de que la rentabilidad o los resultados futuros lo reflejen. Emitido por Invesco Management S.A., President Building, 37A Avenue JF Kennedy, L-1855 Luxembourg, regulado por the Commission de Surveillance, du Secteur Financier, Luxembourg;

    EMEA2649831