Renta fija

Carteras de renta fija para un mundo de cero emisiones netas

Adaptación y resiliencia: En este vídeo de seis minutos, nuestros expertos en renta fija exponen los pasos que quienes invierten pueden dar en la actualidad para prepararse de cara a 2050 y en adelante.

Transcripción

Según la AIE, el gasto en energías limpias ascenderá a 1,7 billones de $ este año, y tendrá que aumentar a 4 billones para alcanzar las cero emisiones netas.

Y esto es solo el gasto en energías limpias. Hay otras áreas de la economía que requieren un enorme gasto para la descarbonización.

Esto genera muchas oportunidades, y muy interesantes, para quienes invierten con nosotros. Especialmente para quienes desean obtener beneficios, pero también apoyar la descarbonización.

¿Cómo puede afectar el cambio climático al valor a largo plazo de los instrumentos de deuda?

Matt Henly: Los riesgos medioambientales pueden provocar diferencias significativas en la rentabilidad de los bonos, sobre todo en los sectores que requieren mucha energía.

Lo estamos viendo actualmente en el mercado.

Por ejemplo, si nos fijamos en el sector de los servicios públicos, los bonos de las empresas líderes en energías renovables ya empiezan a ser más caros que los de otras empresas de calificación similar.

Tom Hemmant: Así que se trata de una cuestión muy importante, que afecta a todos los mandatos que gestionamos, no solo a los que tienen un objetivo climático.

Aunque en realidad creo que el problema es más serio en el caso de la renta variable, ya que en determinados sectores existe un riesgo real de activos inmovilizados.

Pero también es una cuestión relevante para quienes tienen bonos. Creo que es necesario un análisis riguroso y una cuidadosa selección de valores para hacer frente a esos riesgos. 

Matt Henly: El impacto en las valoraciones de los bonos de las empresas puede deberse a factores fundamentales.

Puede ser por el impacto directo de los riesgos climáticos en la solvencia de una empresa, o por factores técnicos. Es decir, por cambios en las preferencias de la demanda de bonos. Y en nuestras estrategias de cero emisiones netas, nuestro objetivo es mitigar estos dos riesgos.

Tom Hemmant: Desde un punto de vista más positivo, creo que existe la posibilidad de obtener mayores rentabilidades ajustadas al riesgo si somos capaces de identificar las empresas que se verán menos afectadas por las tendencias negativas en torno al cambio climático. O en realidad, mejor aún, las que están contribuyendo positivamente a la descarbonización.

Me parece que estas empresas tienen mejor acogida entre quienes invierten. Como presentan una tendencia estructural positiva a largo plazo, creo que esos bonos podrían ser más estables con el tiempo.

Tom Hemmant: También me gustaría señalar que hay analistas que dudan de que podamos alcanzar las cero emisiones netas y cuestionan, por ejemplo, la rentabilidad de las energías renovables. Bueno, estoy de acuerdo en que no siempre va a ser fácil.

Pero, a pesar de esas dudas e incertidumbres, está claro que hay una gran tendencia estructural. Hay un problema que es necesario abordar. Y por eso creo que tendremos grandes oportunidades. Considero que es un ámbito excelente para que participen inversores de gestión activa como nosotros.

¿Es la desinversión un modo eficaz de lograr el cambio?

Matt Henly: La desinversión puede ser importante en las carteras de cero emisiones netas, pero tiene que ser por las razones adecuadas. Lo esencial en las estrategias de cero emisiones netas es entender que los sectores con elevadas emisiones contribuyen de forma importante a la economía mundial, pero que deben descarbonizarse y para ello necesitan capital.1

Como gestores de fondos, nuestra función es seleccionar las mejores empresas de esos sectores, las que lideran la lucha contra el cambio climático, implicarnos con ellas, comprender mejor su evolución y asegurarnos de que siguen la trayectoria correcta.

En nuestras carteras de cero emisiones netas, desinvertimos si una empresa se aleja de esa trayectoria, no lo hacemos porque en la actualidad tenga una alta huella de carbono. Y esa es la distinción más importante que hay que hacer.

1Nota: Esta declaración es relevante para el enfoque que siguen algunas de las estrategias de renta fija de cero emisiones netas de Invesco, incluida la Invesco Net Zero Global Investment Grade Corporate Bond Strategy y la Invesco Net Zero Buy and Maintain Strategy. Las estrategias de inversión ESG pueden variar, y no todos nuestros fondos de renta fija ESG aplicarán exactamente el mismo enfoque.

¿Puede explicarnos cómo es el proceso de selección de títulos crediticios? ¿Cómo se tienen en cuenta las consideraciones climáticas?

Matt Henly: Para formar parte de nuestras carteras de cero emisiones netas, deben cumplir tres criterios.

Debemos tener seguridad de la solvencia del emisor. Tenemos que considerar que los bonos tienen una buena valoración. Y necesitamos tener una fuerte convicción en las credenciales de cero emisiones netas de ese emisor. Con esto queremos decir que tenemos que ver una clara voluntad y capacidad por parte de esa empresa de descarbonizarse siguiendo un plan de cero emisiones netas para 2050.

Gracias a la labor del equipo de inversión de Invesco y a la capacidad de análisis del equipo ESG, llevamos a cabo de forma interna evaluaciones de emisiones netas cero para cada empresa en la que invertimos y que van a formar parte de nuestras carteras de cero emisiones netas.

Tom Hemmant:

Los fondos climáticos que gestionamos tienen como objetivo apoyar la transición hacia una economía baja en carbono y hay dos elementos en la selección de títulos crediticios para estos fondos. Utilizamos análisis cuantitativos y cualitativos para garantizar que el emisor de bonos cumple el objetivo climático del mandato.  

Para el análisis cuantitativo, puntuamos a las empresas con una serie de parámetros prospectivos y retrospectivos. Mientras que para el análisis cualitativo, realizamos un estudio más profundo para entender bien el negocio y sus planes. Esto nos permite poner en contexto e interpretar el resultado del proceso cuantitativo.

En paralelo a esta labor, también analizamos la relación financiera rentabilidad/riesgo que ofrecen los bonos. En pocas palabras, ¿reciben lo suficiente quienes invierten con nosotros por los riesgos que asumen?

¿Cómo pueden quienes invierten implementar estrategias respetuosas con el clima mediante ETFs?

Sam Whitehead: Los ETFs suelen replicar índices de forma pasiva. Las consideraciones climáticas pueden incorporarse de la misma manera que las métricas ESG generales.

En el caso de algunos ETFs, los índices que replican pueden utilizar un enfoque de inclinación o uno "best-in-class". Y esto podría basarse en las emisiones de carbono o en una puntuación de algún tipo de transición a las bajas emisiones de carbono.

Por ejemplo, el ETF podría sobreponderar las empresas que ofrecen soluciones e infraponderar las que tendrán activos inmovilizados en el futuro.

Otra característica única de los bonos, que los ETFs pueden aprovechar, es que la exposición temporal de quienes invierten es limitada. Esto es distinto para la renta variable, donde habría que vender para desinvertir.

En este caso, se puede tratar de reinvertir esos beneficios en una emisión que se alinee en mayor medida con la cartera objetivo que tenga el ETF según un enfoque basado en reglas.

De ahí que se observen mejoras en las consideraciones climáticas a lo largo del tiempo.

Aprovecha las oportunidades mientras el mundo se prepara para 2050. Descubre nuestra gama de soluciones de renta fija respetuosas con el clima. 

Cero emisiones netas y renta fija: respuestas a tus preguntas

En Invesco, ofrecemos una amplia gama de capacidades de renta fija, incluidas aquellas con una estrategia ESG dedicada. Este enfoque permite a los clientes alinear sus carteras con sus valores y objetivos únicos. Nos sentamos con los expertos responsables de estas capacidades y les hicimos algunas preguntas. ¿Por qué el cero neto es importante para los inversores en bonos? ¿Y cómo se ve en la práctica la inversión con bajas emisiones de carbono?

 

Tiempo de visualización: 6:03 minutos

Cómo las cero emisiones netas y el cambio climático están cambiando la inversión en renta fija

Los análisis del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) muestran claramente el reto que tenemos por delante. Los recientes aumentos de temperatura no tienen precedentes, incluso si consideramos un periodo de más de 2.000 años.

Además, el análisis realizado por Paul Jackson, de Invesco, sugiere que la temperatura media mundial podría aumentar entre 3 y 4 grados centígrados a finales de siglo. Eso supone una cifra muy superior al objetivo de dos grados fijado en el Acuerdo de París.  

La buena noticia es que el cambio climático está causado en gran medida por la actividad humana, lo que significa que podemos actuar para limitar su alcance. En los próximos años, esperamos ver importantes inversiones en empresas y tecnología que propicien la transición.

Este será un proceso costoso, y quienes invierten en renta fija tendrán un papel importante a la hora de financiarlo, ya que serán quienes se enfrenten a los riesgos y oportunidades asociados a un mundo de cero emisiones netas. A continuación, lo analizamos con más detalle.

Por qué la transición a una economía de cero emisiones netas es importante para quienes invierten en bonos

Tal y como se ha comentado con anterioridad, se necesita una gran financiación para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) señala que es preciso triplicar el gasto en energías limpias para frenar el cambio climático.

Como inversores de capital, quienes invierten en renta fija desempeñarán un papel fundamental a la hora de facilitar este proceso. De hecho, se ha desarrollado una serie de instrumentos de deuda específicos para contribuir a alcanzar los objetivos de descarbonización, como los bonos verdes, los bonos vinculados a la sostenibilidad y los bonos de transición, entre otros. 

Bonos sostenibles: algunas definiciones

¿Qué es un bono verde?

Los bonos verdes están diseñados para financiar proyectos climáticos y medioambientales. Esto podría incluir proyectos relacionados con la eficiencia energética, la agricultura sostenible, el transporte limpio o la gestión sostenible del agua.

Transcripción

¿Qué es un bono azul?

Los gobiernos, los bancos de desarrollo y otras instituciones emiten bonos azules para obtener capital de inversores de impacto. Los ingresos se utilizan para financiar proyectos marinos y oceánicos que tengan un positivo impacto medioambiental.

Transcripción

¿Qué es un bono vinculado a la sostenibilidad?

Al igual que los bonos verdes, los bonos vinculados a la sostenibilidad son instrumentos de deuda cuyo objetivo es promover resultados positivos. A diferencia de los bonos verdes, permiten al emisor establecer objetivos de sostenibilidad más generales. Suelen adoptar la forma de un objetivo predefinido de sostenibilidad o de rendimiento ESG.

Transcripción

¿Qué es un bono social?

Los ingresos de estos instrumentos de renta fija se utilizan exclusivamente para financiar proyectos sociales, como viviendas asequibles y microfinanciación.

Transcripción

¿Qué es un bono de transición?

Los bonos de transición permiten a los emisores recaudar fondos en los mercados de deuda para reducir el impacto medioambiental o las emisiones de carbono.

Transcripción

¿Qué es un bono ODS?

Un bono ODS es un instrumento de deuda vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La ONU ha establecido 17 objetivos en total. Los Estados miembros han acordado intentar alcanzarlos para el año 2030.

Transcripción

Cero emisiones netas: Riesgos y oportunidades para quienes invierten en renta fija

Para muchas de las personas que invierten, es importante tener en cuenta los riesgos medioambientales a la hora de evaluar los principales factores de riesgo y rentabilidad. Hay varias razones clave para ello, que exponemos a continuación.

success failure

Accede a más información

Regístrate para recibir información sobre las diferentes alternativas de inversión en renta fija.

Accede a más información
Please make a selection.

Cuando nos proporcionas tus datos personales, es posible que recopilemos tu información, que constituye información personal según las leyes y regulaciones aplicables. Nuestro Aviso de Privacidad te explica cómo utilizamos y protegemos tus datos personales.

Esta página web está protegida por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.

Preguntas frecuentes

Cero emisiones netas se refiere a un estado en el que las emisiones de gases de efecto invernadero se equilibran con la eliminación de gases de efecto invernadero de la atmósfera.

El término "neto" de cero emisiones netas es importante porque será difícil reducir todas las emisiones a cero en el plazo requerido. Además de una reducción drástica y generalizada de las emisiones, es probable que sea necesario aumentar la retirada de GEI.

El Acuerdo de París destaca la urgencia del objetivo cero neto y exige a los Estados que aspiren a limitar el calentamiento global por debajo de 2°C, preferiblemente a 1,5°C.

El Acuerdo de París es un tratado internacional jurídicamente vinculante sobre el cambio climático que se adoptó en diciembre de 2015. Su objetivo es limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2°C, preferiblemente a 1,5°C, en comparación con los niveles preindustriales.

La iniciativa Paris Aligned Investment Initiative (PAII) establece un conjunto común de acciones, métricas y metodologías recomendadas mediante las que quienes invierten pueden maximizar su contribución para lograr el objetivo de cero emisiones netas para 2050 o antes.

El Grupo de inversores institucionales sobre el cambio climático creó la iniciativa PAII en mayo de 2019. El objetivo de esta iniciativa es garantizar que quienes invierten puedan descarbonizar las carteras de inversión y aumentar la inversión en soluciones climáticas, de manera coherente con un futuro con 1,5°C de aumento.

Un informe de McKinsey de 2022 sugiere que la transición hacia las cero emisiones netas en 2050 supondrá un gasto de unos 275 billones USD en activos físicos. Esto equivale a un gasto medio anual de 9,2 billones USD, es decir, 3,5 billones USD más que en la actualidad.

Para hacernos una idea, el informe llama la atención sobre el hecho de que este aumento equivale a la mitad de los beneficios empresariales mundiales y a una cuarta parte de los ingresos fiscales totales en 2020.

Como ya se ha dicho, quienes invierten serán quienes financien este proceso, y la renta fija tiene el potencial de aportar una asignación de capital muy necesaria.

Consideraciones de riesgo

  • El valor de las inversiones y el de cualquier renta obtenida de ellas fluctuará. En parte, esto puede ser consecuencia de las fluctuaciones de los tipos de cambio. Es posible que los inversores no recuperen la totalidad del capital invertido.

Información importante

  • Esta comunicación de marketing es solo para fines de discusión y es para uso exclusivo de inversores profesionales en España. No está destinado para distribuirse al público. Datos a 31 de octubre de 2023, salvo que se indique expresamente otra cosa.

    El presente es material de marketing y no asesoramiento financiero. No pretende ser una recomendación de compra o venta de ninguna clase de activos, valores o estrategias en particular. Por lo tanto, no son aplicables los requisitos normativos que exigen la imparcialidad de las recomendaciones de inversión/estrategia de inversión, ni las prohibiciones de negociar antes de su publicación. Por lo tanto, no son aplicables los requisitos normativos que exigen la imparcialidad de las recomendaciones de inversión/estrategia de inversión, ni las prohibiciones de negociar antes de su publicación.

    Los puntos de vista y opiniones se basan en las condiciones actuales del mercado y están sujetos a cambios.

    Invesco Management S.A., President Building, 37A Avenue JF Kennedy, L-1855 Luxembourg, regulado por la Commission de Surveillance du Secteur Financier, Luxembourg.